Slide

El día que nuestro bebé viene al mundo se producen diferentes sensaciones,
ilusión por la llegada y temor por lo desconocido.

Pero tranquilos, los padres no nacemos sabiéndolo todo, ni los bebés vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo.
Los primeros días son muy importantes, así que relájate y disfruta de esos momentos.

Tu bebé ahora pasa la mayor parte de su tiempo dormido. Pero, poco a poco, irá levantando su cabecita por si sólo; y en un par de meses ya la sostendrá erguida cuando le cojas en brazos.

Sus manos, que están cerras al principio, pronto desarrollarán la capacidad de prensión. A los 2 meses verás cómo empieza a seguir objetos grandes con la mirada y a los 3, lo hará girando completamente la cabeza.

Notarás que presta especial atención a tu voz ya que ahora eres la persona más importante para él. Es posible que antes de que acabe el trimestre, te dedique su primera sonrisa.

Es importante que le hables siempre que tengas ocasión; con tus palabras, tu voz y tu entonación le estarás ayudando a estimular su lenguaje y favorecerás una mejor relación afectiva.

La alimentación del recién nacido y el lactante presenta unas características muy peculiares: por una parte debe cubrir las necesidades metabólicas para un correcto crecimiento y por otra, debe contribuir a la maduración de órganos vitales como el cerebro, riñones, hígado, etc.

¿Cómo dar el pecho?


Una buena técnica de lactancia materna consiste en dar un pecho durante unos 9-10 minutos y pasar al segundo hasta que el niño se canse y quede satisfecho. En la siguiente toma, se empieza por éste último y así sucesivamente. Apuntarlo en una libreta ayuda a no perder la cuenta.

Durante los primeros 10 minutos el pecho se vacía en un 90-95%, por eso no es recomendable mantener al bebé en el primer pecho durante 15-20 minutos, mientras el otro pecho espera; eso sólo contribuye a que el bebé se canse y trague aire, con lo que se favorece la aparición de gases y cólicos del lactante.

Te pueden ayudar estos consejos:

  • Lavar las manos con agua y jabón antes de cada toma.
  • Limpiar el pezón y la aureola cuidadosamente con agua hervida antes y después de darle el pecho.
  • Adoptar una posición cómoda, con la espalda bien apoyada y recta, en un ambiente tranquilo, con la luz adecuada y si es posible, en el mismo lugar de la casa.
  • El bebé debe estar en posición semivertical y se debe comprimir el pecho alrededor del pezón con los dedos pulgar e índice para que la nariz del bebé quede libre y pueda respirar bien.
  • Algunos vegetales como la coliflor, la col, las alcachofas, los espárragos, el pepino o pimientos pueden cambiar el sabor natural de la leche materna por lo que hay que observar cómo reacciona el niño si la madre ha tomado estos alimentos para evitarlos en caso de que sea necesario.
Consejo Damira

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del lactante. Si ésta no fuera posible o suficiente, debe usarse un preparado para lactantes.
El médico recomendará lo más indicado en cada caso y es importante seguir escrupulosamente las indicaciones de preparación y utilización. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.

Si estás dando de mamar, procura evitar:

iconesA
Fumar

Fumar durante la lactancia no es recomendable. La nicotina, proveniente del cigarrillo, pasa al torrente sanguíneo de la madre y a la leche materna.

iconesB
Alcohol

Vino, aperitivos, cerveza (incluido las denominadas sin alcohol) y licores en general.
El alcohol ingerido pasa a la leche materna y perjudica al niño.

iconesC
Bebidas estimulantes

Café, té, bebidas con cola, chocolate y cacao.

iconesD
Medicamentos

Recuerda que ahora no puedes auto-medicarte. Sólo puedes tomar las medicinas que tu médico te haya recetado.

El día que nuestro bebé viene al mundo se producen diferentes sensaciones,
ilusión por la llegada y temor por lo desconocido.

Pero tranquilos, los padres no nacemos sabiéndolo todo, ni los bebés vienen con un manual de instrucciones bajo el brazo.
Los primeros días son muy importantes, así que relájate y disfruta de esos momentos.

Tu bebé ahora pasa la mayor parte de su tiempo dormido. Pero, poco a poco, irá levantando su cabecita por si sólo; y en un par de meses ya la sostendrá erguida cuando le cojas en brazos.

Sus manos, que están cerras al principio, pronto desarrollarán la capacidad de prensión. A los 2 meses verás cómo empieza a seguir objetos grandes con la mirada y a los 3, lo hará girando completamente la cabeza.

Notarás que presta especial atención a tu voz ya que ahora eres la persona más importante para él. Es posible que antes de que acabe el trimestre, te dedique su primera sonrisa.

Es importante que le hables siempre que tengas ocasión; con tus palabras, tu voz y tu entonación le estarás ayudando a estimular su lenguaje y favorecerás una mejor relación afectiva.

La alimentación del recién nacido y el lactante presenta unas características muy peculiares: por una parte debe cubrir las necesidades metabólicas para un correcto crecimiento y por otra, debe contribuir a la maduración de órganos vitales como el cerebro, riñones, hígado, etc.

¿Cómo dar el pecho?


Una buena técnica de lactancia materna consiste en dar un pecho durante unos 9-10 minutos y pasar al segundo hasta que el niño se canse y quede satisfecho. En la siguiente toma, se empieza por éste último y así sucesivamente. Apuntarlo en una libreta ayuda a no perder la cuenta.

Durante los primeros 10 minutos el pecho se vacía en un 90-95%, por eso no es recomendable mantener al bebé en el primer pecho durante 15-20 minutos, mientras el otro pecho espera; eso sólo contribuye a que el bebé se canse y trague aire, con lo que se favorece la aparición de gases y cólicos del lactante.

Te pueden ayudar estos consejos:

  • Lavar las manos con agua y jabón antes de cada toma.
  • Limpiar el pezón y la aureola cuidadosamente con agua hervida antes y después de darle el pecho.
  • Adoptar una posición cómoda, con la espalda bien apoyada y recta, en un ambiente tranquilo, con la luz adecuada y si es posible, en el mismo lugar de la casa.
  • El bebé debe estar en posición semivertical y se debe comprimir el pecho alrededor del pezón con los dedos pulgar e índice para que la nariz del bebé quede libre y pueda respirar bien.
  • Algunos vegetales como la coliflor, la col, las alcachofas, los espárragos, el pepino o pimientos pueden cambiar el sabor natural de la leche materna por lo que hay que observar cómo reacciona el niño si la madre ha tomado estos alimentos para evitarlos en caso de que sea necesario.
Consejo Damira

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del lactante. Si ésta no fuera posible o suficiente, debe usarse un preparado para lactantes.
El médico recomendará lo más indicado en cada caso y es importante seguir escrupulosamente las indicaciones de preparación y utilización. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.

Si estás dando de mamar, procura evitar:

iconesA
Fumar

Fumar durante la lactancia no es recomendable. La nicotina, proveniente del cigarrillo, pasa al torrente sanguíneo de la madre y a la leche materna.

iconesB
Alcohol

Vino, aperitivos, cerveza (incluido las denominadas sin alcohol) y licores en general.
El alcohol ingerido pasa a la leche materna y perjudica al niño.

iconesC
Bebidas estimulantes

Café, té, bebidas con cola, chocolate y cacao.

iconesD
Medicamentos

Recuerda que ahora no puedes auto-medicarte. Sólo puedes tomar las medicinas que tu médico te haya recetado.