Slide

¡Si tu bebé ya ha cumplido un año, ha llegado el momento de que seáis los espectadores de un montón de progresos del peque!

Pasa de empezar a moverse a querer andar y ya con casi 18 meses hasta podrá ¡llegar a correr!
De repente notarás que vas más agotad@. No para de moverse y de tener curiosidad por todo.

¡Veamos sus avances!


Lo que tiene en sus manos lo tira e intenta avanzar por la casa o a gatas o cogiéndose a muebles, a tus piernas…a todo lo que encuentre para llegar a conseguir avanzar hacia dónde quiere ir. Así que entras en una etapa en la que te pasarás el día recogiendo cosas del suelo pues está probando la relación causa-efecto.

Por otro lado, cada vez irá cambiando sus sonidos por alguna palabra así que lo intentará también durante todo el día.

Otra de las cosas que les suele ocurrir a los bebés a lo largo de esta etapa, es que pasan por una época de apego a mamá y les costará irse con gente que no vean con asiduidad, incluidos a los abuelos o tíos si no los ven a diario.

A partir de ahora que su visión ya es buena, notarás como se le despierta el interés por las cosas. Puedes estimular esta curiosidad innata poniendo móviles en la cunita y mostrándole objetos de colores y texturas diferentes. Verás cómo intentará cogerlos y llevárselos a la boca; es su manera de investigar.

También empiezan a beber por ellos mismos y a coger la cuchara… pero no pienses que todo te quedará limpio y que no meterá la mano en la comida.

¡Nuestras papillas les aportarán la energía que necesitan!

Te pueden ayudar estos consejos:

  • En el juego también evolucionan y empiezan a crear torres y a guardar objetos en cajas.
  • Con 18 meses imitan mucho a los adultos y si se lo pedimos saludan a desconocidos.
  • Su concentración aumenta un poquito en una actividad como la lectura de un cuento que por regla general les suele encantar.
  • Suelen interactuar más con otros niños.
Consejo Damira

Para transmitir sentimientos positivos y afecto, tú también debes sentirte así. Procura cuidar tu salud física, mental y emocional. El beneficio es mutuo: ambos disfrutaréis más siendo positivos y amorosos.

¡Si tu bebé ya ha cumplido un año, ha llegado el momento de que seáis los espectadores de un montón de progresos del peque!

Pasa de empezar a moverse a querer andar y ya con casi 18 meses hasta podrá ¡llegar a correr!
De repente notarás que vas más agotad@. No para de moverse y de tener curiosidad por todo.

¡Veamos sus avances!


Lo que tiene en sus manos lo tira e intenta avanzar por la casa o a gatas o cogiéndose a muebles, a tus piernas…a todo lo que encuentre para llegar a conseguir avanzar hacia dónde quiere ir. Así que entras en una etapa en la que te pasarás el día recogiendo cosas del suelo pues está probando la relación causa-efecto.

Por otro lado, cada vez irá cambiando sus sonidos por alguna palabra así que lo intentará también durante todo el día.

Otra de las cosas que les suele ocurrir a los bebés a lo largo de esta etapa, es que pasan por una época de apego a mamá y les costará irse con gente que no vean con asiduidad, incluidos a los abuelos o tíos si no los ven a diario.

A partir de ahora que su visión ya es buena, notarás como se le despierta el interés por las cosas. Puedes estimular esta curiosidad innata poniendo móviles en la cunita y mostrándole objetos de colores y texturas diferentes. Verás cómo intentará cogerlos y llevárselos a la boca; es su manera de investigar.

También empiezan a beber por ellos mismos y a coger la cuchara… pero no pienses que todo te quedará limpio y que no meterá la mano en la comida.

¡Nuestras papillas les aportarán la energía que necesitan!

Te pueden ayudar estos consejos:

  • En el juego también evolucionan y empiezan a crear torres y a guardar objetos en cajas.
  • Con 18 meses imitan mucho a los adultos y si se lo pedimos saludan a desconocidos.
  • Su concentración aumenta un poquito en una actividad como la lectura de un cuento que por regla general les suele encantar.
  • Suelen interactuar más con otros niños.
Consejo Damira

Para transmitir sentimientos positivos y afecto, tú también debes sentirte así. Procura cuidar tu salud física, mental y emocional. El beneficio es mutuo: ambos disfrutaréis más siendo positivos y amorosos.