Slide

¡Crezco grande y feliz!

Bailad y escuchad música juntos, así desarrollará su ritmo y lenguaje cuando ¡cante al son del compás!
Llega el momento de escuchar ¡sus primeras frases de dos o tres palabras!

¡Veamos sus avances!


¡Tu hijo puede hacer tantas cosas con su cuerpo y con sus manos!

Le verás sacándose la ropa (calcetines, gorros), haciendo garabatos, pasando las páginas de los libros y hasta comiendo con una cuchara.

Continuará caminando, corriendo, arrastrando juguetes y hasta quizás le verás dar pasitos hacia atrás. Podéis jugar con una pelota y pasárosla de uno a otro y verás como empieza a convertirse en futbolista, ¡chutando el balón!.

Nombra los objetos en los libros cuando leáis juntos y le verás señalarlos con el dedo y si le pides que haga una acción simple, como traer una muñeca, te sorprenderá con su habilidad de comprensión.

Su actual equilibrio le permite desplazamientos más largos y difíciles como por ejemplo, subir y bajar escaleras, transportar objetos, lanzar la pelota sin dirección, etc.

Le encanta imitar las acciones del adulto.

Entiende bien las órdenes simples y puede realizarlas sin problemas.

Amplía su vocabulario y reconoce el yo y tú aunque a veces no sabe expresarlo bien.

Te pueden ayudar estos consejos:

  • Vas a ver como tu pequeño disfruta cada vez más de jugar con otros niños y vas a empezar a ver cómo entiende sus sentimientos. Quizás se pondrá serio cuando vea a un amiguito llorar o reirá con pasión cuando su amiguito ríe. Pero su tiempo con amigos también traerá desafíos para compartir juguetes, tomar turnos, todas las tareas que son muy difíciles en esta edad y que van a llevarle un tiempo para aprenderlas.
  • Tu pequeño querrá hacer las cosas por su cuenta y empezará a demostrar oposición y desafíos en su comportamiento. Puede que veas sus primeras rabietas/berrinches/pataletas.
  • Los berrinches son una parte normal del desarrollo infantil y marcan el deseo de independencia de tu pequeño. Mantén límites claros para su comportamiento y mantén la calma mientras estén sucediendo. Cuando hayan pasado, puedes ofrecerle el lenguaje y estrategias positivas para expresar cómo se siente.
  • Sus habilidades intelectuales también se han desarrollado muchísimo. Le verás resolviendo rompecabezas simples e intentando comprender cómo funcionan los objetos mecánicos: ¿qué pasa cuando tocamos un botón, bajamos una palanca?
  • Dale oportunidades de jugar con juguetes que le ofrezcan un reto pero asegúrate que es un reto que puede conseguir. Si el juguete es muy fácil se aburrirá pero si es muy difícil, se frustrará. Prepárate para celebrar su segundo cumpleaños y para otro maravilloso año en la vida de tu hijo.
Consejo Damira

Recuerda que todos los niños son diferentes y tienen un ritmo de desarrollo distinto. Si te preocupa el desarrollo de tu hijo, consulta con tu pediatra.

¡Crezco grande y feliz!

Bailad y escuchad música juntos, así desarrollará su ritmo y lenguaje cuando ¡cante al son del compás!
Llega el momento de escuchar ¡sus primeras frases de dos o tres palabras!

¡Veamos sus avances!


¡Tu hijo puede hacer tantas cosas con su cuerpo y con sus manos!

Le verás sacándose la ropa (calcetines, gorros), haciendo garabatos, pasando las páginas de los libros y hasta comiendo con una cuchara.

Continuará caminando, corriendo, arrastrando juguetes y hasta quizás le verás dar pasitos hacia atrás. Podéis jugar con una pelota y pasárosla de uno a otro y verás como empieza a convertirse en futbolista, ¡chutando el balón!.

Nombra los objetos en los libros cuando leáis juntos y le verás señalarlos con el dedo y si le pides que haga una acción simple, como traer una muñeca, te sorprenderá con su habilidad de comprensión.

Su actual equilibrio le permite desplazamientos más largos y difíciles como por ejemplo, subir y bajar escaleras, transportar objetos, lanzar la pelota sin dirección, etc.

Le encanta imitar las acciones del adulto.

Entiende bien las órdenes simples y puede realizarlas sin problemas.

Amplía su vocabulario y reconoce el yo y tú aunque a veces no sabe expresarlo bien.

Te pueden ayudar estos consejos:

  • Vas a ver como tu pequeño disfruta cada vez más de jugar con otros niños y vas a empezar a ver cómo entiende sus sentimientos. Quizás se pondrá serio cuando vea a un amiguito llorar o reirá con pasión cuando su amiguito ríe. Pero su tiempo con amigos también traerá desafíos para compartir juguetes, tomar turnos, todas las tareas que son muy difíciles en esta edad y que van a llevarle un tiempo para aprenderlas.
  • Tu pequeño querrá hacer las cosas por su cuenta y empezará a demostrar oposición y desafíos en su comportamiento. Puede que veas sus primeras rabietas/berrinches/pataletas.
  • Los berrinches son una parte normal del desarrollo infantil y marcan el deseo de independencia de tu pequeño. Mantén límites claros para su comportamiento y mantén la calma mientras estén sucediendo. Cuando hayan pasado, puedes ofrecerle el lenguaje y estrategias positivas para expresar cómo se siente.
  • Sus habilidades intelectuales también se han desarrollado muchísimo. Le verás resolviendo rompecabezas simples e intentando comprender cómo funcionan los objetos mecánicos: ¿qué pasa cuando tocamos un botón, bajamos una palanca?
  • Dale oportunidades de jugar con juguetes que le ofrezcan un reto pero asegúrate que es un reto que puede conseguir. Si el juguete es muy fácil se aburrirá pero si es muy difícil, se frustrará. Prepárate para celebrar su segundo cumpleaños y para otro maravilloso año en la vida de tu hijo.
Consejo Damira

Recuerda que todos los niños son diferentes y tienen un ritmo de desarrollo distinto. Si te preocupa el desarrollo de tu hijo, consulta con tu pediatra.