¡Pronto habrá pasado un año desde que llegó a casa y ya no tiene nada que ver con aquel bebé tan pequeñito que sólo sabía comer y dormir!

Esta etapa es decisiva en su desarrollo motor ya que inicia sus primeros intentos de caminar.
Ahora es muchísimo más curioso, todo le llama la atención así que, ¡Déjale experimentar tanto como puedas!

¡Veamos sus avances!


En este último trimestre del año, los niños más precoces tal vez empiecen a dar algunos pasos; otros, sin embargo, tardarán un poco más ya que cada uno tiene su ritmo y sus habilidades.

Con el lenguaje ocurre lo mismo, algunos niños a los 12 meses dicen sus primeras palabras y otros no se lanzan a hablar hasta más tarde. Sigue estimulándolo con tus palabras, con cuentos, con explicaciones…

Ahora también empezará a comprender con cierto disgusto que la palabra NO significa prohibición, le gustará comer con las manos y observar cómo reaccionan los adultos ante sus actos.

Recuerda llevar Mis primeras Galletas sin leche Damira (a partir de los 8 meses) a mano, te salvarán más de un momento de entretenimiento, y ¡están riquísimas!

Avances Nutricionales


En esta etapa tu bebé necesita más energía para moverse a su nuevo ritmo y ya tendrá algunos dientes con los que podrá empezar a morder algunos alimentos sólidos.

A los 10 meses se suele introducir el huevo para la cena alternando con el pescado una vez a la semana. Primero será sólo un poco de yema de huevo duro mezclada con las verduras. Más adelante podrás aumentar la cantidad hasta que pueda tomarlo completo, en forma de tortilla, siempre dependiendo de su habilidad para masticar.

En este periodo también podrá empezar a tomar yogures como complemento de las leches de continuación. Una buena forma de hacerlo es mezclándolo con la fruta en forma de papilla.

A partir del año de vida tu hijo ya puede empezar a masticar correctamente, así que déjale que vaya probando con alimentos cada vez más sólidos. Ten en cuenta que para algunos niños se hace difícil el paso de papillas a trocitos y se niegan a tomar todo lo que no sea triturado y homogéneo. Acostúmbrale espesando paulatinamente las texturas con alimentos chafados con tenedor: verduras, plátano…Y sobre todo, no te desesperes si le cuesta más que a otros. En el momento que menos esperes, lo conseguirá.

Te pueden ayudar estos consejos:

  • Juegos como hacer palmitas o de interacción son los preferidos por los bebés en su noveno mes de vida.
  • A los nueve meses, muchos bebés se divierten con su propia voz. Juegan con su voz a imitar a los sonidos de sus padres, de los animales, e intentan incluso emitir sonidos de tos, de pedorretas, y chillidos...
  • Si le cantas alguna canción con gestos, seguro que ¡intentará imitarlos!
  • Ya se reconoce en el espejo y su cabeza gira en dirección a la voz que suena a su lado.
  • ¡Ya pueden ir en bici! pueden ir en una silla especial acoplada a la bici desde, aproximadamente, los nueve meses. Eso sí, es condición indispensable que el niño pueda mantenerse sentado con estabilidad.
piramide_alimentaria_bebes
Consejo Damira

Los “tarritos” preparados son adecuados para casos excepcionales y esporádicos (viajes, emergencias). Pero para cada día, no hay nada tan saludable como la fruta y la verdura fresca.

¡Pronto habrá pasado un año desde que llegó a casa y ya no tiene nada que ver con aquel bebé tan pequeñito que sólo sabía comer y dormir!

Esta etapa es decisiva en su desarrollo motor ya que inicia sus primeros intentos de caminar.
Ahora es muchísimo más curioso, todo le llama la atención así que, ¡Déjale experimentar tanto como puedas!

¡Veamos sus avances!


En este último trimestre del año, los niños más precoces tal vez empiecen a dar algunos pasos; otros, sin embargo, tardarán un poco más ya que cada uno tiene su ritmo y sus habilidades.

Con el lenguaje ocurre lo mismo, algunos niños a los 12 meses dicen sus primeras palabras y otros no se lanzan a hablar hasta más tarde. Sigue estimulándolo con tus palabras, con cuentos, con explicaciones…

Ahora también empezará a comprender con cierto disgusto que la palabra NO significa prohibición, le gustará comer con las manos y observar cómo reaccionan los adultos ante sus actos.

Recuerda llevarMis primeras Galletas sin leche Damira (a partir de los 8 meses) a mano, te salvarán más de un momento de entretenimiento, y ¡están riquísimas!

Avances Nutricionales


En esta etapa tu bebé necesita más energía para moverse a su nuevo ritmo y ya tendrá algunos dientes con los que podrá empezar a morder algunos alimentos sólidos.

A los 10 meses se suele introducir el huevo para la cena alternando con el pescado una vez a la semana. Primero será sólo un poco de yema de huevo duro mezclada con las verduras. Más adelante podrás aumentar la cantidad hasta que pueda tomarlo completo, en forma de tortilla, siempre dependiendo de su habilidad para masticar.

En este periodo también podrá empezar a tomar yogures como complemento de las leches de continuación. Una buena forma de hacerlo es mezclándolo con la fruta en forma de papilla.

A partir del año de vida tu hijo ya puede empezar a masticar correctamente, así que déjale que vaya probando con alimentos cada vez más sólidos. Ten en cuenta que para algunos niños se hace difícil el paso de papillas a trocitos y se niegan a tomar todo lo que no sea triturado y homogéneo. Acostúmbrale espesando paulatinamente las texturas con alimentos chafados con tenedor: verduras, plátano…Y sobre todo, no te desesperes si le cuesta más que a otros. En el momento que menos esperes, lo conseguirá.

piramide_alimentaria_bebes

Te pueden ayudar estos consejos:

  • Juegos como hacer palmitas o de interacción son los preferidos por los bebés en su noveno mes de vida.
  • A los nueve meses, muchos bebés se divierten con su propia voz. Juegan con su voz a imitar a los sonidos de sus padres, de los animales, e intentan incluso emitir sonidos de tos, de pedorretas, y chillidos...
  • Si le cantas alguna canción con gestos, seguro que ¡intentará imitarlos!
  • Ya se reconoce en el espejo y su cabeza gira en dirección a la voz que suena a su lado.
  • ¡Ya pueden ir en bici! pueden ir en una silla especial acoplada a la bici desde, aproximadamente, los nueve meses. Eso sí, es condición indispensable que el niño pueda mantenerse sentado con estabilidad.
Consejo Damira

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del lactante. Si ésta no fuera posible o suficiente, debe usarse un preparado para lactantes.
El médico recomendará lo más indicado en cada caso y es importante seguir escrupulosamente las indicaciones de preparación y utilización. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.