Preparado Lácteo A partir de un año Presentación: Bote 800 g. C.N. 269209.1 Ver Ficha Técnica

Preparado lácteo a partir de 1 año y hasta los 3 años, este producto es nutricionalmente adecuado y preferible en comparación a la leche de vaca.

La leche de vaca no debe introducirse en la alimentación del bebé antes de los 12 meses de vida.

A partir de los 12 meses, este producto presenta las siguientes ventajas frente la leche de vaca.


Ventajas frente a la leche de vaca


Menor contenido en proteínas y sodio evitando la sobrecarga renal.

Mayor contenido en hierro y vitaminas.

Menor contenido en grasas saturadas y Mayor contenido en ácidos grasos esenciales (ácido linoleico y ácido a-linolénico).

  • Energía


    Vitamina B2 y biotina que contribuyen a su metabolismo energético normal.

  • Crecimiento


    Zinc y yodo que contribuyen a su crecimiento normal.

  • Sin aceite de palma


    Con aceites vegetales.

  • Sistema inmune


    Hierro, zinc, vitaminas A, D y C que contribuyen al funcionamiento normal de su sistema inmunitario.

  • Huesos


    Vitamina D, calcio y fósforo que contribuyen al desarrollo normal de sus huesos.

  • Cerebro


    Ácido alfa-linolénico, hierro y yodo que contribuyen a su normal desarrollo cognitivo.

  • Vitaminas y minerales


    Rico en vitaminas: A, C, D, E, B2, B12, K, folato y biotina.

    Rico en minerales: calcio, hierro y yodo.

    Fuente de fósforo y zinc.

Modo de empleo


Consejo Damira

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del lactante. Si ésta no fuera posible o suficiente, debe usarse un preparado para lactantes. El médico recomendará lo más indicado en cada caso y es importante seguir escrupulosamente las indicaciones de preparación y utilización. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.


Preparado lácteo a partir de 1 año y hasta los 3 años, este producto es nutricionalmente adecuado y preferible en comparación a la leche de vaca.


La leche de vaca no debe introducirse en la alimentación del bebé antes de los 12 meses de vida.

A partir de los 12 meses, este producto presenta las siguientes ventajas frente la leche de vaca.


Ventajas frente a la leche de vaca


Menor contenido en proteínas y sodio evitando la sobrecarga renal.

Mayor contenido en hierro y vitaminas.

Menor contenido en grasas saturadas y Mayor contenido en ácidos grasos esenciales (ácido linoleico y ácido a-linolénico).

Energía


Vitamina B2 y biotina que contribuyen a su metabolismo energético normal.

Crecimiento


Zinc y yodo que contribuyen a su crecimiento normal.

Sin aceite de palma


Con aceites vegetales.

Sistema inmune

Hierro, zinc, vitaminas A, D y C que contribuyen al funcionamiento normal de su sistema inmunitario.

Huesos


Vitamina D, calcio y fósforo que contribuyen al desarrollo normal de sus huesos.

Cerebro

Ácido alfa-linolénico, hierro y yodo que contribuyen a su normal desarrollo cognitivo.

Vitaminas y minerales


Rico en vitaminas: A, C, D, E, B2, B12, K, folato y biotina.

Rico en minerales: calcio, hierro y yodo.

Fuente de fósforo y zinc.

Modo de empleo


PASO-1 copia

PASO 1

Lavarse las manos antes de preparar el biberón.
PASO-2 copia

PASO 2

Esterilizar todas las piezas del biberón
(biberón, tetina y rosca) previamente lavadas.
PASO-3 co

PASO 3

Hervir agua en un recipiente y dejar enfriar
a 40-45º. Verter en 1 biberón esterilizado la cantidad de agua necesaria.
PASO-4 copia

PASO 4

Añadir el nº de cacillos de leche en polvo necesarios, enrasados y sin comprimir.
Utilizar exclusivamente el cacillo incluido en la tapa del bote.
PASO-5 copia

PASO 5

Cerrar el biberón y agitarlo enérgicamente.
PASO-6 copia

PASO 6

Comprobar la temperatura del biberón (37º C) antes de dárselo al bebé.
PASO-1 copia

PASO 1

Lavarse las manos antes de preparar el biberón.
Consejo Damira

La leche materna es el alimento ideal durante los primeros meses de vida del lactante. Si ésta no fuera posible o suficiente, debe usarse un preparado para lactantes. El médico recomendará lo más indicado en cada caso y es importante seguir escrupulosamente las indicaciones de preparación y utilización. La OMS recomienda la lactancia materna exclusiva hasta los 6 meses.