Preparado lácteo a partir de 1 año y hasta los 3 años, este producto es nutricionalmente adecuado y preferible en comparación a la leche de vaca.

La leche de vaca no debe introducirse en la alimentación del bebé antes de los 12 meses de vida.

A partir de los 12 meses, este producto presenta las siguientes ventajas frente la leche de vaca.


Ventajas frente a la leche de vaca


Menor contenido en proteínas y sodio evitando la sobrecarga renal.

Mayor contenido en hierro y vitaminas.

Menor contenido en grasas saturadas y Mayor contenido en ácidos grasos esenciales (ácido linoleico y ácido a-linolénico).

  • Energía


    Vitamina B2 y biotina que contribuyen a su metabolismo energético normal.

  • Crecimiento


    Zinc y yodo que contribuyen a su crecimiento normal.

  • Sin aceite de palma


    Con aceites vegetales.

  • Sistema inmune


    Hierro, zinc, vitaminas A, D y C que contribuyen al funcionamiento normal de su sistema inmunitario.

  • Huesos


    Vitamina D, calcio y fósforo que contribuyen al desarrollo normal de sus huesos.

  • Cerebro


    Ácido alfa-linolénico, hierro y yodo que contribuyen a su normal desarrollo cognitivo.

  • Vitaminas y minerales


    Rico en vitaminas: A, C, D, E, B2, B12, K, folato y biotina.